Archivo de la etiqueta: cultura japonesa

El Samurai, más que un dibujo animado


“Ahora es la hora y la hora es ahora”. Máxima del maestro Jocho.

En muchas series animadas hemos visto la actuación de guerreros con una fuerte ideología, que blanden sus espadas en la noche y ocultan el asesinato en un bello conjunto de haces de luz, sumándole a ello, acrobacias y movimientos espectaculares, con los que derriban a sus contrincantes junto a sus sables.

En la pantalla grande también han hecho su aparición, teniendo una de las más grandes y aclamada por la crítica Los Siete Samurais de Akira Kurosawa, en la que varios críticos coinciden en que contiene la filmación de uno de los combates más reales con la espada.

Sin embargo en ésta ocasión hablaremos de los aspectos que distinguen a éstos guerreros míticos del Japón, tomando como fuerte referencia a Yosho Yamamoto, un Samurai del clan Nabeshima, que plasmó su aprendizaje en una obra titulada el Hagakure.

Iniciamos entonces por diciendo que un samurai es un guerrero que se encuentra al servicio de un señor feudal, que son regidos por un estricto código de honor, siguiendo el camino de la filosofía Zen y un entrenamiento rígido.

El camino de la lucha:

Conocemos gracias a las miles de historias que giran en torno a éstos guerreros, que se especializaban en el uso de la espada, llevando siempre un juego de dos espadas, en la mayoría de los casos una Katana y un wakisashi (una espada larga y una espada corta), sin embargo el guerrero Samurai debía tener un conocimiento más amplio en artes marciales y en el uso de la diversas armas.

Armamento y técnica:

Como mencioné anteriormente, es la espada representativa de ésta casta, y para manipularla de forma diestra, practicaban el Kendo (la práctica de combate con una espada de bambú) y el iaido (un arte marcial en el que se simula un combate, y los movimientos realizados con la espada inician y terminan envainando y desenvainando la espada en la funda).

Para  realizar ataques ofensivos cuerpo a cuerpo y para guardar una distancia prudente frente al oponente, existían quienes se especializaban el el uso de la lanza, principalmente fortalecida con la práctica del Soujutsu (el arte de la lanza), o el naginatajutsu, que aún hoy día se practica como deporte. Los estilos en lanza pueden variar, dependiendo de la punta de la lanza, o bien del manejo de la misma, que pueden ir de golpes certeros y directos, hasta parte de la tradición china con movimientos circulares y una punta colorida que confunde al oponente.

Además se encontraban los ataques de larga distancia, en la que se encuentran los maestros del tiro con arco, quienes practicaban Kyūdō (el camino del arco), en el que es necesario no un arco corto como en muchas culturas occidentales o Europeas, sino un arco largo de aproximadamente 2 metros de altura. Por otro lado, cuando era necesario atacar al oponente con una embestida rápida o perseguirlo para terminar con sus tropas, el Yabusame era el arte que predominaba, el tiro con arco a caballo.

Artes marciales:

Si el guerrero era desarmado por alguna razón, no podía quedar indefenso, por ello era necesaria la práctica de las artes marciales, siendo la principal el Kenpo, además del Karate-do, gracias a la combinación de técnicas circulares y directas que pueden ser igual de letales que la espada.

El Samurai como ser espiritual:

Una de las comparaciones más bellas que he visto de los samurais, es la comparación con los pétalos de Sakura, siendo entonces la vida del guerrero como efímera, pero llena de belleza y fulgor, un atractivo que puede comprenderse gracias a la pasión y esfuerzo del guerrero en su práctica diaria.

Por éste precepto, el guerrero practicante del Bushi-do, debía estar preparado en todo momento para morir, pero no visto como una mentalidad derrotista o vacía como vemos hoy día, sino como un momento de conciencia, en el que es necesario tener una buena vida, para poder tener una buena muerte, teniendo siempre presente el honor del samurai y su fidelidad para con su señor.

La muerte como sinónimo de respeto y admiración:

El honor es el tesoro más importante de un samurai, éste se mantiene si le guerrero es capaz de seguir fielmente el camino del guerrero o Bushi-Do, además de estar agradecido en cuerpo y alma con su señor, por ello si en algún momento era manchado su honor, o de alguna forma era mancillada la reputación de su señor o su causa, el guerrero debía realizar Seppuku (vulgarmente conocido como Harakiri), el cual consiste en una ceremonia ritual, en la que el individuo trasciende por su mano deshonrada, y la mano asistida de otro guerrero a la muerte.

Una historia para tener en cuenta:

El máximo guerrero no es quien más golpea, o el que es más diestro en el campo de batalla, es un guerrero que ha ganado la lucha antes de haberla iniciado.

Alguna vez, un samurai paseaba por el bosque, mientras alargaba su caminata antes de volver a casa, y fue abordado por dos ronin, que dispuestos a tener una batalla para probar sus habilidades, le retaron a duelo. El samurai aceptó la propuesta, con una condición “La batalla será realizada en una pequeña isla que se encuentra en la mitad de aquél lago”.

Los dos jóvenes aceptaron y siguiendo las indicaciones del viejo samurai, remaron hasta la isla, en el momento justo en que llegaron, saltaron ambos del bote, deseosos de iniciar el combate, sin embargo al darse vuelta en busca de su oponente, el viejo guerrero ya se encontraba remando a la orilla contraria.

Los jóvenes furibundos reclamaron la realización del combate, a lo que el viejo respondió “Para ganar un duelo de espadas, no es necesario si quiera desenvainarla”.

Son muchos los aspectos que faltan por tratar respecto a ésta venerable casta de guerreros, los que traeré a todos ustedes en futuras ocasiones, con un gracias por interesarse en NHR Medios y sobre todo los que en realidad son amantes de la Cultura Japonesa, no solo de su música o animación. Con éste escrito ligero de lo que significa ser un Samurai, me despido de momento, Nihon Hyougen Rensou, Simplemente Original.

Post by: Edgar León.


Nippon no supoutsu


En ocasiones no es muy común hablar de deportes en Japón, salvo sea el caso de sus series de anime inspiradas en diversos deportes del mundo pero hoy no les vengo a hablar de anime, hoy seré su guía para conocer un poco del mundo deportivo del país del sol naciente.

Japón como la mayoría de los países del globo no es ajeno a las maravillas del futbol, aunque no sea su deporte más común, siendo las artes marciales tales como el judo, karate, kendo y el sumo la atracción deportiva más importante para el país nihon.

Deportes como el futbol, el beisbol y demás deportes del mundo occidental fueron introducidos y popularizados en el sistema educativo japonés luego de la restauración Meiji (1866-1869) siendo el beisbol el que tomo mayor fuerza en el país llegando al punto de convertirse en uno de los más populares del país (como dato curioso les diré que la liga japonesa de beisbol profesional fue establecida en 1936 pero se le reconoce formalmente en 1950) en el año 2006 Japón gano su primer campeonato de beisbol el clásico mundial de beisbol repitiendo la hazaña en 2009 contra el equipo coreano.

El país tuvo el gran privilegio de ser la sede de la copa intercontinental de clubes entre los años 1981 y 2004 y junto a corea del sur fueron los anfitriones del mundial de la FIFA que se celebro en el año 2002, todo esto debido a la gran popularidad que ha adquirido ante numerosos seguidores la liga profesional de futbol de Japón, la cual fue establecida en el año de 1992 (bastante joven la liga. No les parece?) La selección japonesa de futbol es considerada una de las mejores de Asia, Japón comparte el primer lugar de copas Asia ganadas junto a Irán y Arabia saudita. La última ocasión que el equipo Nippon obtuvo la copa fue en el año de 2004.

Otros deportes como el golf y el automovilismo también gozan de gran popularidad en Japón. En 1997 se completó por parte de Honda el Twin Ring Motegi con el fin de llevar la IndyCar Series a Japón, entre el atractivo de los mono plazas encontramos en Japón la formula Nippon la cual se celebra desde abril de 1996 reemplazando a la antigua Fórmula 3000 (All-Japan F3000 Championship) que tenía lugar en el país desde 1987

La fórmula 3000 no es más que la continuación de la formula 2000 y Fórmula 2 japonesas (All-Japan Formula 2000 y All-Japan Formula 2) que se celebraron durante los periodos 1973-1977 y 1978-1986 respectivamente.

La formula Nippon recibió su nombre debido al rechazo de los organizadores japoneses a los motores y al chasis que introducía la formula 3000 (esta competencia era de índole internacional y se disputaba en Europa) desde el año 1998 Mugen motosports (es una empresa japonesa creada en 1973 por Hirotoshi Honda, hijo del fundador de la Honda Motor Company Sōichirō Honda, y por Masao Kimura. La palabra Mugen, significa “Sin límites”) fue el único proveedor de motores para la competencia hasta el año 2005.

Japón también ha tenido varias participaciones en los juegos olímpicos, dando su mejor resultado en Atenas 2004 donde obtuvo 16 medallas de oro, 9 de plata y 12 de bronce para un total de 37 medallas (el 2004 fue un año bastante interesante para Japón) en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 también tuvo una destacada actuación con nueve oros, seis platas y diez bronces, siendo finalmente octava en el medallero sólo por detrás de ChinaEstados UnidosRusiaReino UnidoAlemaniaAustraliaCorea del Sur.

Espero les haya gustado esta breve guía de los deportes en el país del sol naciente, y que al igual que yo disfruten día a día de la cultura japonesa que se muestra cada vez mas multifacética al tiempo que toma más fuerza en el mundo

Sigan disfrutando de todo el contenido de NHR medios, Simplemente original.

Post by: Jonathan Lombo.


El Tanabata Matsuri


Japón contiene hermosas festividades, a lo largo de todo el año se conmemoran desde el cambio de estaciones hasta la madurez de aquellos que están listos para empezar a desempeñarse en su vida laboral; cada una de estas celebraciones, llenas de significado y tradición, mantienen unidos a los japoneses, manifestando en su cotidianidad, el peso de estas ideologías ancestrales.

El Tanabata Matsuri (七夕 祭り) o “Festival de las estrellas”, es un hermoso festival basado en una leyenda heredada de China, en la cual se conmemora la reunión de las estrellas Altaír (constelación del Águila) y Vega (constelación de la Lira). Esta leyenda tiene varias versiones, aunque en todas ellas son los mismos personajes, quiero compartir con ustedes dos de las más conocidas.

La primera narra la historia de la princesa Orihime (織り姫), o Shokujo en algunas regiones, quien representa a la estrella Vega, y Hikoboshi (彦星), o Kengyu, a la estrella Altaír. Orihime, hija del emperador celestial Ten-kou y poseedora de un don excepcional para tejer, realizaba los ropajes para los dioses. Aún siendo de la realeza Orihime pasaba día y noche ensimismada en su labor, lo cual empezó a preocupar a su padre. En los campos, la historia no era muy distinta, encargado de pastorear los bueyes, Hikoboshi vivía obsesionado con su trabajo, olvidándose de sus semejantes. Después de un tiempo, Orihime y Hikoboshi tuvieron la oportunidad de conocerse y enamorarse perdidamente a las orillas de un rio; feliz por la noticia el padre de Orihime preparo una hermosa boda y celebró el hecho de que su hermosa hija podría compartir menos tiempo con el telar. Sin embargo, los apasionados recién casados se olvidaron completamente de sus labores, a tal extremo que los dioses carecían de vestimentas, mientras que las laderas terminaron invadidas por bueyes que causaban destrozos por todas partes. Ten-kou, enfurecido por esta situación, decidió castigar a Orihime y a Hikoboshi desterrándolos en lados diferentes del rio celestial del Ama no gawa (天の川 ), representación de la Vía Láctea, y para impulsarlos a retomar sus responsabilidades, les prometió que si trabajaban arduamente les permitiría verse una vez al año a las orillas del rio, como la primera vez que se encontraron y se enamoraron, para rendir honores el amor puro que ellos profesaban. Fervientes a la fecha consumada, los jóvenes enamorados bordaban y pastoreaban jornadas continuas sin descanso. Se dice, que el día en que Ten-kou les concedió el encuentro, un puente cargado por urracas desciende sobre la Vía Láctea y Orihime cruza al lado en el cual su esposo lo espera ansioso; pero si ese día llueve, la corriente del rio aumentara impidiendo el encuentro entre las dos estrellas.

En la segunda versión de la leyenda, agobiada por las preocupaciones de su padre, Orihime decide descender a  la tierra para tomar un descanso de sus actividades como “Costurera Celestial”. Mientras tomaba un baño, la princesa dejó sus ropajes reales a las orillas del rio; Hikoboshi, un campesino que pasaba por las cercanías, fascinado por el canto de la joven se dirigió a investigar de quien se trataba, al verla, se enamoro de su hermosura y robo sus ropajes para que no pudiese volver a casa. Angustiada por la vergüenza que significaba volver al cielo sin sus vestimentas, Orihime busco auxilio por los alrededores, al encontrarse con Hikoboshi, quien afablemente le brindo parte de su atuendo, la princesa se enamoro de su amabilidad y aceptó casarse con él y quedarse en la tierra. Años después, en un descuido de su esposo, Orihime descubrió que él fue quien robo su kimono y lo había mantenido escondido durante todo ese tiempo, enfurecida por las excusas y mentiras de su esposo, volvió al cielo. Cuando se encontró con su padre, Orihime es castigada: Ten-Kou le prohíbe la salida del cielo y divide ambos mundos por un hermoso rio. Sin embargo, conmovido por la calidez lagrimas de su hija, le promete que si trabaja para él como es merecido, hará bajar la marea el séptimo día del séptimo mes, para que pueda visitar a su esposo.

De allí, que los japoneses adoptaran la tradición de colocar coloridos trozos de papel llamados  tanzaku (短冊) en las ramas de los arboles de bambú de los templos y casas, deseando que el séptimo día del séptimo mes no llueva, y así el encuentro de Orihime y Hikobochi sea prospero. Más tarde, esta tradición se convertiría, en algo así como el día de San Antonio para las jóvenes japonesas, ahora se cuelgan deseos para que las relaciones prosperen, conseguir novio o enamorar a su amor platónico. Aún así, esta festividad sigue siendo una de las más esperadas por toda la comunidad, gracias al carácter veraniego y alegre que transmite cada año. Es costumbre, que al terminar las celebraciones, al otro día las ramas de bambú se dejen llevar por la corriente de los ríos y así los deseos lleguen a la Vía Láctea y se cumplan por intercesión de Orihime y Hikoboshi.

Post by: Alejandra Sabogal.


Un poco de Japón


Qué viene a tu mente cuando escuchas la palabra “Japón”? Imágenes de Samuráis blandiendo espadas? Delicioso Sushi con un toque de wasabi? O caricaturas estilizadas con grandes ojos brillantes? Que me dicen de la ceremonia del Te? O también gran Tecnología? Japón es claramente todo eso y mucho mas! Aquí les traigo una información bastante interesante sobre este increíble lugar y su cultura.

Cuatro Islas Mayores, Honshu, Kyushu, Shikoku y Hokkaido, mas las islas Ryukyu y otras mas forman Japón. En el 2000, la Población total del país era alrededor de 127.3 millones de personas, haciéndolo el noveno país mas poblado del mundo.

Es casi del tamaño de California y aun así con tanta población, la mayoría de la gente vive en centros metropolitanos como Tokyo, Yokohama, Nagoya, Osaka, Fukuoka y Sapporo (Las mas conocidas)

Montañas y Bosques cubren el 70 % de la Geografía Japonesa. La montaña mas alta Fuji (12,385 pies de altura), tiene una forma cónica y es considerada un símbolo protector de Japón. Cientos de Japoneses escalan la montaña cada año durante los meses de Julio y Agosto (cuando es abierto a los viajeros) para restablecer su espíritu y limpiarlo.

Las estaciones son algo importante en Japón, la naturaleza afecta a la cultura de una manera profunda, y esto es reflejado en la religión, arte y cocina de la nación.

La religión y espiritualismo de Japón se basa en el Budismo y el Shinto, estos se han practicado desde sus inicios. Shinto es relacionado con Izanami y Izanagi, quienes son considerados los creadores de las islas Japonesas. El budismo llego a Japón a través de la India, China y Korea.

La Creación de Japón

En el principio, hubo caos. Pronto el cielo y la tierra se separaran, y los primeros Dioses nacerán. Hermano y hermana Izanami e Izanagi como dioses fueron instruidos para crear la nación de la isla por medio de el revolvimiento de océanos con una lanza enjoyada. Las isla de Japón fue creada por la salmuera que goteaba de la lanza.

Después de esto los dos Dioses consultaron diciendo “ Hemos creado la Gran Isla con montañas, ríos, hierbas y árboles. Falta crear al Guardián del universo y así nació Amaterasu.

Amaterasu, la Diosa del Sol, deidad y reglamento del universo. La Diosa de la Luna, Tsukiyomi, fue creada para gobernar la noche,  y el Dios de la tormenta, Susano-o mandaba los mares.

Amaterasu y Tsukiyomi bajaron de los cielos, pero el temperamental Susano-o desato destrucción en la tierra. Destruyo los campos de arroz de Amaterasu , ella enfurecida se retiro hacia una cueva. Por consecuencia hubo oscuridad total en cielo y tierra. Los otros Dioses trataron de sacarla usando el Espejo sagrado, finalmente Amaterasu emergió y la luz, armonía y orden fueron restaurados.

Ninigi, el Nieto de Amaterasu, fue enviado de los cielos a gobernar la tierra. Llevo consigo tres objetos sagrados: un espejo de bronce (símbolo de amaterasu y purificación), una espada (símbolo de coraje) y collar de gotas curvas (Para espantar espíritus malignos).

Actualmente estos objetos se encuentran en museos de Japón.

Este es el primero pero no ultimo post de algo sobre Japon, espero que les halla gustado y como siempre digo ¡Que viva el anime, los Video juegos y Amor y paz!

Post by: Luis Peña


Sobre la religión en Japón


Con el fin de promover la cultura, en esta ocasión hablaremos de un aspecto que es poco conocido para muchos de nosotros (La religión) La mayoría de los japoneses no son fieles a una sola religión, ellos incorporan varias características de muchas religiones en su vida (En un intento de conciliar muchas doctrinas este “proceso” es conocido sincretismo), y por ello celebran festivales pertenecientes a diferentes religiones, como el budismo, el cristianismo y la religión shinto. Vamos a ver que nos deparan estás 3 doctrinas.

Shinto (神道 Shinto): Es una de las religiones más practicadas en Japón (Por debajo del budismo japonés) consiste en la adoración de los espíritus de la naturaleza. (En algunos de nuestros artículos anteriores hemos mencionado algunos de estos espíritus) es a la vez la religión nativa de Japón y es exclusiva de ese país, fue la única religión que existía antes de la llegada del budismo a Japón y marcó notablemente la mitología japonesa (De ahí también la inspiración para la creación de muchos personajes de animé y manga). Involucra una religión politeísta que se realiza en los templos shinto o jinja (神社) (Que se muestra en la imagen) y que se basa en cuatro afirmaciones:

  • Tradición y familia
  • Amor a la naturaleza
  • Purificación
  • La celebración de las festividades tradicionales.

No posee ningún libro sagrado, y es una religión que no está interesada en incrementar su número de fieles, por ende no se ha expandido a nivel mundial. Fue una religión estatal desde la Era Meiji hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, y en esa época proscribía otras religiones; sobre todo con el budismo japonés, religión que estaba muy asimilado con éste y que se le intentó separar su práctica en vano.

Budismo: El budismo japonés es la religión practicada mayoritariamente en Japón, llegó al país proveniente de Corea en el siglo VI (Año 552) aunque fue impulsado en Japón en el siglo posterior cuando la Emperatriz Suiko apoyo abiertamente esta práctica. Dentro de Japón comenzaron a surgir diversas escuelas y tendencias, a partir del budismo mahayana, sin embargo la tendencia que prosperó en Japón y que causó un impacto sobre la cultura japonesa es el budismo zen (禅?). Las ramas más practicadas en Japón en la actualidad son aparte del zen, el Jodo Shinsho (浄土真宗) y el Jodo Sho (浄土宗), que son escuelas liberales pertenecientes a la rama del budismo de Tierra Pura y que no obligan a la vida monástica dentro de su culto; y el budismo Nichiren (日蓮系諸宗派 Nichiren-kei sho shouha) que esta basado en las enseñanzas del Monje Nichiren en el Siglo XIII, es conocido por su enfoque de que:
“Todas las personas tienen la naturaleza de Buda dentro de sus vidas y por ello son capaces de alcanzar la iluminación en su forma actual de vida”.

Cabe anotar que el budismo está muy compenetrado con el shinto y a veces ambas son consideradas como una sola creencia dentro de Japón.

Cristianismo: El cristianismo es introducido a Japón en 1549 por parte de misioneros Europeos, y, al principio fue aceptado como una medida para contrarrestar el Budismo, pero después, al ver que los territorios de Asia estaban siendo conquistados a base de “Conversiones Religiosas” lo vieron como una amenaza y por ello lo prohibieron a comienzos del siglo XVII durante la Era Tokugawa. Y fue reestablecido 2 siglos después durante la Restauración Meiji (Esto fue a finales del siglo XIX) y se extendió despacio. Como estadística diremos que, actualmente esta religión tiene 1,4 millones de fieles, que incluyen un alto porcentaje de personas importantes en la educación y asuntos públicos.

Otras religiones que han tenido cabida en Japón son el judaísmo, el hinduismo (Que a pesar de tratarse de una minoría ha desempeñado un papel relativamente significativo en la cultura Japonesa) y en menor medida, el islamismo. A pesar de no ser religiones el confucianismo (Si, para los que ya están pensando en el señor “Confucio” se trata del conjunto de Doctrinas morales y religiosas predicadas por él) y el taoísmo se aferraron del budismo japonés en algunos aspectos netamente culturales

Y bien, espero que haya sido de su agrado, en NHR Medios nos interesamos por difundir el conocimiento sobre esta apasionante cultura, espera próximos escritos sobre diferentes aspectos Japoneses de gran interés.

Post by: Alejandro Valencia.